Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? Capítulo 22

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? Capítulo 22

Capítulo 22

La mano de Serena fue violentamente golpeada y Perla se acercó para arrebatarle la ropa. La última vez en el club, ella y ese vándalo la habian atacado, y su brazo todavia dolla. Hoy, ella estaba decidida a humillar a Serena.

Perla se mofó, “Serena, este es el mostrador de Hermés, ¿sabes leer? ¿Crees que todavía eres la elegante dama que asistia directamente a los desfiles de moda?

Y ustedes, los empleados, también deberian saberlo. Las cosas han cambiado. ¿Ahora cualquier mendigo puede entrar y contaminarnos la vista a los VIPs?”

Los empleados, apenados, se apresuraron a disculparse ante Perla y comenzaron a mirar a Serena con desprecio.

Rocio estaba a punto de lanzarse hacia adelante, pero Serena extendió la mano para detenerla.

Con aires de grandeza, Perla levantó la ropa que tenia en la mano, “Esto es un vestido de noche hecho a medida por Celina, cuesta 88,000 dólares. Estás con un don nadie que ni siquiera puede los costes médicos por mi, ¿crees que puedes permitirte siquiera un pedazo de este vestido? Y tú, ¿qué llevas puesto?”

Perla tiró del cuello del vestido de Serena y vio la marca, “¿Monet? ¡Ja! Seguro que es una imitación baráta.

¡Vengan todos a ver! La señorita Serena, que una vez fue intocable, ahora usando imitaciones. ¡Qué risa! Empleados, tengan cuidado de no dejar que los pobres roben nuestras cosas.”

A Serena le daban ganas de reír, preguntándose qué pensaría el señor N si escuchara que alguien duda de la autenticidad de su ropa.

¿Personas como tú, que no pueden pagar con una tarjeta negra y comprar ropa, no deberian haber sido expulsada?” Perla pensó que humillar a Serena en público definitivamente la haría ganar puntos con Celina.

Los empleados, dudando, se acercaron para echar a Serena.

Serena sacó su teléfono lentamente, en él descansaba una tarjeta negra con letras doradas. Camino hacia el mostrador y pago con calma, “Quiero toda la ropa de la tienda. Incluyendo la que ella tiene en la mano, el vestido de noche exclusivo de Celina.” Serena miró hacia atrás, señalando a Perla con indiferencia.

Un silencio extraño llenó la tienda, solo se escuchaba el sonido de las respiraciones contenidas de la gente.

Las expresiones de los empleados cambiaron, y el rostro de Perla se volvió más pálido que la nieve.

Ella, incrédula, se acercó corriendo, “Imposible, ¿cómo podrías tener una tarjeta negra? Empleada, ¡seguro que su tarjeta es falsa!”

Serena, sin inmutarse, escaneó y pago con éxito; ¡cientos de miles de dólares se transfirieron a la

cuenta!

El rostro de Perla se palideció como el hígado de un cerdo, y los clientes que observaban comenzaron a burlarse de ella.

Rocio arrebató el vestido de noche de las manos de Perla y lo rasgó de un tirón, riendo friamente, “Ves bien? Ni siquiera nos molestamos en rasgarte, perrita Ay, lo rasqué sin querer, pero la ropa rota le queda

1/3

Capitulo 22

mejor a la fea Celina, toma, llévaselo a ella como muestra de respeto.”

“¡Rocio, eres una mujer despreciable!”

“¿Qué pasa? ¿Una perrita callejera sin tarjeta negra no se va y espera a una mirada feroz y maliciosa, realmente parecia dispuesta a luchar.

que aquí te arregle?” Rocio, con

Perla, sosteniendo el vestido roto, estaba tan enfurecida que sentia que se desmayaría y con ganas de vomitar, su dignidad estaba por los suelos.

Salió de la tienda y marcó un número rápidamente, quejándose, “Celina, ¡Serena destrozó tu vestido de

noche!”

“¿Qué? No puedes manejar ni siquiera esa pequeñez, Inútil”, respondió Celina fríamente.

Perla, con una mirada sombría, sabía que ella y Celina no eran más que amigas por conveniencia. Si no fuera porque Celina estaba en la cima y tenia que congraciarse con ella, estaría furiosa. Chismorred, “Celina, Serena tiene una tarjeta negra con letras doradas! Pero se supone que está con un don nadie, ¿será que ese vándalo realmente tiene dinero? Acaba de comprar toda la ropa de la tienda y me humillá tremendamente.”

Celina se puso celosa al oir eso y dijo con desden, “Imposible, ¿estás ciega?

Serena está tan pobre que ni siquiera puede permitirse comprar comida en este momento. Dijiste que ese don nadie ni siquiera podia pagarte las medicinas, ¿y ahora una tiene una tarjeta negra? ¡Seguro que tomaron un préstamo para fingir grandeza!”

No le importó lo que decia Perla y continuó con una sonrisa venenosa, “Esa perra me hizo pasar por un escándalo. Mi madre ya se reconcilió con mi padre y está planeando algo. Vamos a ver cuánto tiempo más puede Serena seguir presumiendo antes de que le llegue su hora.”

Perla rápidamente soltó una adulación, “Eso es porque la señora Celina es la más poderosa.”

En la habitación de la mansión Zaldivar, en plena tarde.

Elvira, con todo su encanto y astucia, habia conseguido que Marco se relajara y mejorara su semblante. Finalmente, se tumbó a su lado, respirando con dificultad.

Aunque Elvira ya no era joven y cuidaba su figura como una adolescente, se sentia agotada y sin aliento. Recordaba con rencor cómo Serena habia sacado a la luz su oscuro pasado. Apretó los puños… Afortunadamente, Marco habia logrado deshacerse de todas las tendencias virales sobre ella y las burlas de las damas de sociedad, salvando asi su reputación y estatus.

Abrazando a Marco, Elvira comenzó a coquetear “Mi amor, ya arreglé todo con la Sra. Falcón. Finalmente ha dado su aprobación para el compromiso de Alexander y Celina. Pero a Celina le falta un poco de dote. Los Falcón son una de las cuatro grandes familias, y si le damos el complejo del este de la ciudad como una generosa dote, nuestra hija brillará con luz propia.”

“Entonces, dáselo,” respondió Marco.

Elvira cambió su expresión, “Pero ese complejo era del abuelo de Serena, y aunque hemos tomado control de sus propiedades, necesitamos que ella firme personalmente para para traspasar la propiedad.”

Marco la miró fijamente.

Con una sonrisa maliciosa, Elvira añadió, “Esa muchacha ha sido una verdadera desgracia, causando

Capitulo 22

problemas a Celina y a mi, incluso contratando a rufianes para atacarte… Amor, cuando la haga volver, no solo conseguiré su firma, sino que también encontraré una manera de que nos deje en paz de una vez por todas. Así, nadie competirá con Celina por el campeonato estatal.”

El significado oculto en sus palabras fue claro, y con un destello frío en sus ojos, Marco asintió con aprobación. “Has manejado bien lo del compromiso de Celina.”

Elvira, aliviada, sabia que Marco finalmente estaba de su lado. Un destello de frialdad brilló en sus ojos. Esta vez, ella se aseguraría de matar dos pájaros de un tiro y no dejaria ninguna oportunidad de sobrevivir a esa desgraciada.

Mientras tanto, en una tienda de ropa, Rocío se burlaba mientras de la tarjeta negra de Serena. “Dices que no quieres comprar ropa para desahogarte, pero resulta que estabas guardando tu mejor jugada, ¿verdad?”

¿De qué hablas?, Serena fue directamente al grano y señaló.

“Últimamente has discutido con tu prometido, el señor Núñez, ¿verdad? Tu papá te ha retirado la financiación, ¿no es así?”, preguntó Serena, acertando de lleno.

Rocio se tensó por un momento, pero luego sonrió con picardia. “Tu misterioso esposo realmente tiene dinero. Ni siquiera se inmuta si gästas cientos de miles. Serenita, no importa quién sea o cuán feo pueda ser, ¡deberías atrápalo si puedes!”

Esa tarjeta se la había dado N antes de partir, y ella realmente no tenia intención de usarla. “Solo estaba presumiendo por un momento para después devolverlo todo.”

“¿Devolver? ¿Qué va! Prueba esto y esto,” insistió Rocio, empujando a Serena hacia el probador.

Serena abrió WhatsApp y empezó a explicar a cierta persona por qué había gastado tanto dinero. Mientras escribía, Rocio la apuraba desde fuera. “Apurate, que luego quiero ir a ver bolsos!”

Sin más remedio, Serena se puso la ropa apresuradamente, pero se atascó en el pecho. Observó sus propias dimensiones…. Tomó una foto de su torso y se la envió a Rocio, con las mejillas algo sonrojadas y diciendo en un mensaje de voz, “Parece que he crecido, Rociito…”

La respuesta llegó en menos de un minuto: “¿Qué parte de ti creció, Srta. Serena?”

Serena sintió algo extraño. Y cuando se dio cuenta con quién estaba realmente hablando, ¡querri golpearse con una esponja hasta desmayarse!

3/3

 

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? novela completa

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? novela completa

Status: Ongoing Type: Author: Artist:

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? novela completa

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? novela completa – Serena, la dama más destacada de Valverde, tuvo un encuentro íntimo con un misterioso hombre enmascarado de plata mientras escapaba de sus secuestradores. Descubrió que fueron su prometido y su hermanastra quienes habían tramado su secuestro. Resultó que su hermanastra ya había concebido un hijo con él y, para proteger a su propio hijo, la dejaron a la muerte, pero eso no fue lo peor. Su padre y su madrastra, impacientes por deshacerse de ella, incluso falsificaron su testamento de manera impecable para despojarla legalmente de todo lo que tenía.

Bajo la Máscara… Amor o Juego novela completa.jpg

Todo lo que Serena tenía era un pozo de resentimiento. ¡Tenía que sobrevivir, tenía que vengarse! Todo cambió cuando el hombre con la máscara plateada descubrió su inesperado embarazo. La encontró nuevamente y así comenzó una peculiar unión matrimonial. Para ella, este matrimonio era solo una solución temporal; él quería al hijo que llevaba en su vientre, y ella necesitaba un refugio seguro. “Necesito tu protección, señor”, le suplicó…. Conclusion Well, that’s the review and how to read the novel Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? Full Episode. This novel is a novel that is suitable to read for those of you who like Romance genre novels. What do you think about this novel? Is it fun to read? Please comment in the comments column below.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset