Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? Capítulo 26

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? Capítulo 26

Capitulo 26

Capítulo 26

Serena se mantuvo de pie, traduciéndolo en su mente; Incluso si madre e hija están decididas a aniquilarte, ino puedes lastimar ni un pelo de Celina!

Levantó la mirada hacia el hombre de apariencia distinguida, que ahora era irreconocible, y el glaciar en su corazón fluyó frío y silencioso.

Se rio con desdén, “Alexander, solo puedo decir que estás muy satisfecho con las técnicas de reconstrucción del hospital.”

“¿A qué te refieres?”

Celina miró a Serena con hostilidad antes de cambiar rápidamente de tema, “Hermanita, ¿también viniste a la subasta de paisajes hoy? Pero ahora que estás pasando por apuros económicos y escuché que tienes un novio pandillero, ¿necesitas que te ayude?”

La mirada de Alexander sobre Serena se oscureció.

De inmediato se escucharon murmullos a su alrededor, “¿Qué, Serena está con un pandillero?”

Celina se defendió inocentemente, “No hablen así, tal vez mi hermana solo está confundida por un momento.”

“Dios mío, mezclándose con pandilleros, resignándose a la decadencia; realmente Serena ha deshonrado por completo la imagen de la familia Zaldívar.”

“No sean así. Perla, ¿no dijiste que viste a mi hermana comprando a lo grande en la tienda el otro día? ¡Quizás su novio tiene dinero! Hermanita, ya que tienes un nuevo novio, ¿por qué no nos lo presentas?” Celina la provocaba encubiertamente.

“¿Qué hay de bueno en ver a un pandillero? Con esa pinta de pobre que tiene Serena, ni siquiera debería pensar en ofertar por un cuadro de varios cientos de miles, probablemente ni siquiera tenga el dinero para empezar la puja, dijo Perla con sarcasmo abierto, y las dos continuaron burlándose.

Las damas de sociedad miraban sarcásticamente a Serena.

Entonces las luces se atenuaron, la sala de subastas llena de lujo se quedó en silencio y la subasta comenzó.

El primer lote era un paisaje de finales de la dinastía Ming.

El precio de salida era de cien mil.

Alexander levantó su paleta para iniciar la puja, “¡Doscientos mil!”

Las damas de sociedad suspiraron con envidia, “Alexander es tan generoso, duplica la oferta para hacer sonreír a Celina.”

Celina estaba secretamente complacida, pero Serena no hizo ninguna oferta. Celina, como esperaba, se levantó y dirigiéndose al anfitrión dijo con afecto, “Espera, mi hermana también quiere pujar. Hermanita, haz tu oferta,”

Con el micrófono en mano, toda la sála pudo escuchar.

Todos miraron hacia Serena, esperando su oferta.

Serena se quedó sentada sin cambiar de expresión, con la mirada perdida. Con la certeza de que los ahorros de Rocío eran solo de ochenta mil, de hecho, ni siquiera tenía lo suficiente para empezar la

1/4

16:59

Capitulo 26

subasta.

Alexander hizo una oferta de doscientos mil. Estos dos desgraciados querían humillarla a plena luz del

día.

“Serena, ¿tu novio pandillero no va a venir? ¿Acaso no tienen ni mil dólares entre los dos?” Perla dijo con voz aguda.

Las otras damas se rieron con sarcasmo.

“Si no tienes dinero, no te quedes ocupando espacio y haciendo el ridículo.”

El anfitrión frunció el ceño y mofándose de Serena dijo, “Señorita Serena, ¿vas a hacer una oferta? Si no puedes permitírtelo, pediré al guardia de seguridad que te acompañe afuera para no molestar.”

Celina sonrió con sorna.

Justo en ese momento, una voz fría y grave resonó desde la oscuridad, “Ella ofrece quinientos mil.”

Todos se quedaron estupefactos, incluida Serena, quien reconoció esa voz encantadora y míró hacial atrás con un sobresalto.

Bajo la mirada de todos, el hombre de gran estatura caminaba hacia ella con una despreocupación que revelaba su elegancia. Cada paso que daba, cada curva de sus hombros, mostraba la estabilidad y la peligrosidad insondable de un hombre maduro. Su presencia era tan intensa que silenció la sala. La máscara misteriosa que llevaba provocó suspiros entre las damas de la alta sociedad.

El salón quedó en vilo.

Serena parpadeó, estupefacta.

El hombre se acercó a su asiento sin inmutarse, se inclinó con elegancia en la oscuridad hacia ella y fue su mano grande la que primero tomó su pequeña muñeca.

Un aliento fresco envolvió a Serena.

Él, con las cejas fruncidas, la miró. Su rostro delgado y brillante, su piel, su pequeña frente, todo era demasiado frágil. Pero sus ojos de almendra brillaban con inteligencia y desafío. Él estaba seguro de que no estaba herida.

El hombre se sentó con una actitud misteriosa y con una voz tranquila preguntó, “¿Llegué tarde?”

El corazón de Serena palpitaba violentamente.

Por alguna razón, cada vez que él aparecía, ella sentía el impulso de llorar.

Aquella voz profunda, ella supuso que en realidad quería preguntar, ‘¿estás bien?’, él era serio, pero lo disimulaba, mientras que ella se sentía más vulnerable que nunca con solo mirarlo.

Serena parpadeó con inocencia y sus labios se curvaron levemente, “No llegaste tarde, señor.”

“N.” Él le recordó con una voz suave.

“N.” Serena mordisqueó su labio, pronunciando con una dulzura agradecida.

El hombre se sentó a su lado, cruzando sus largas piernas con elegancia. Serena lo espiaba de reojo; se suponía que estaba de viaje, ¿cómo era posible que aparecía como un dios salvador en su momento de necesidad?

Ella estaba segura de que él debió haber escuchado al chofer hablar sobre lo que había pasado esa noche.

2/4

Capitulo 26

Con una ceja arqueada, él levantó la paleta con gracia, “¿Nadie quiere superar mi oferta? ¡Seiscientos mil dólares!”

El murmuilo entre la multitud se intensificó, las damas de sociedad murmuraban con sorpresa, “¿Ese es el pandillero al que Serena ha engatusado? ¡Pero si es tan guapo!”

Perla también se sintió impresionada por el pandillero vestido de etiqueta, pero al recordar su rencor hacia el club, se apresuró a decir, “¿No ves que lleva una máscara? Seguro que es horrible, un hombre con cicatrices de cuchillo, un rufián de la calle. ¡Señor Alexander, supéralo!”

Los rumores sobre el supuesto pandillero de Serena se materializaron, y un nudo de celos se formó en el corazón de Alexander, siempre había negado la posibilidad de que Serena pudiera encontrar a otro

hombre.

Pero ese pandillero había ofrecido seiscientos mil dólares.

La mirada de Alexander se llenó de desafío y rabia; ¡Serena no podía haber encontrado a un hombre más rico que él!

Aquel pandillero seguramente estaba fingiendo.

Inmediatamente gritó, “Ochocientos mil”.

“Un millón”, la voz del hombre sonó como un vino tinto, despreocupada y fría.

La mirada de Alexander se tornó aún más helada, “Un millón doscientos mil”.

“Un millón cuatrocientos mil”.

Serena observó cómo sus ojos ni siquiera se inmutaban.

La pintura valía unos quinientos mil dólares, y él había ofrecido el doble. Serena estaba inquieta, “Sr. N, no siga subiendo, no vale la pena.”

“No planeo comprarla.”

¿Eh?

El hombre le lanzó una mirada fría, diciendo, “Solo estoy ayudando a subir un poco más el precio.”

Serena lo miraba con un aspecto mortalmente elegante, y no pudo más que levantar el pulgar en señal de respeto.

“Dos millones”, continuó ofreciendo, con un tono desafiante.

Alexander comenzó a perder la calma, mirando insistentemente hacia donde estaba Serena, junto al hombre enmascarado y alto. ¡Debía ser feo!

No podía permitir que un pandillero opacara su presencia y gritó, “Dos millones seiscientos mil”.

El otro hombre dejó de ofertar. Serena observó cómo el hombre a su lado apoyaba fríamente su mandíbula, con una ligera sonrisa en la esquina de sus ojos.

El anfitrión, temiendo perder al generoso pujador, inmediatamente golpeó tres veces el martillo, “¡Felicidades al Señor Falcón, la pintura de paisaje se ha vendido por dos millones seiscientos mil!”

Alexander se sentó con el cuerpo tenso y una expresión de ira contenida. Celina, mirándolo con miedo, no se atrevía a decir una palabra.

Todos se dieron cuenta de que habían sido engañados por aquel maldito pandillero. Aunque Joyas Elegantes tenía un alto valor en el mercado, el dinero no caía del cielo. Gastar dos millones seiscientos

3/4

17.00 IS

Capitulo 26

mil dólares en una pintura era un golpe duro.

Sin embargo, Celina no podía ocultar su orgullo; se acercó con aire triunfal a Serena. Y al observar al hombre enmascarado; a pesar de ser un pandillero, emanaba un aura inalcanzable. Él simplemente estaba allí, le daba a Serena un brillo deslumbrante, haciéndola parecer fría, distante e intocable.

Celina pensó que debía ser una ilusión suya. ¡Un simple rostro bonito!

Con un tono burlón le susurró a Serena, “Un pandillero siempre será un pandillero. Solo sabe jugar sucio en las pujas. No importa los dos millones seiscientos mil, apuesto a que tu novio no podría ganar ni

cien mil en toda su vida, ¿verdad?”

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? novela completa

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? novela completa

Status: Ongoing Type: Author: Artist:

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? novela completa

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? novela completa – Serena, la dama más destacada de Valverde, tuvo un encuentro íntimo con un misterioso hombre enmascarado de plata mientras escapaba de sus secuestradores. Descubrió que fueron su prometido y su hermanastra quienes habían tramado su secuestro. Resultó que su hermanastra ya había concebido un hijo con él y, para proteger a su propio hijo, la dejaron a la muerte, pero eso no fue lo peor. Su padre y su madrastra, impacientes por deshacerse de ella, incluso falsificaron su testamento de manera impecable para despojarla legalmente de todo lo que tenía.

Bajo la Máscara… Amor o Juego novela completa.jpg

Todo lo que Serena tenía era un pozo de resentimiento. ¡Tenía que sobrevivir, tenía que vengarse! Todo cambió cuando el hombre con la máscara plateada descubrió su inesperado embarazo. La encontró nuevamente y así comenzó una peculiar unión matrimonial. Para ella, este matrimonio era solo una solución temporal; él quería al hijo que llevaba en su vientre, y ella necesitaba un refugio seguro. “Necesito tu protección, señor”, le suplicó…. Conclusion Well, that’s the review and how to read the novel Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? Full Episode. This novel is a novel that is suitable to read for those of you who like Romance genre novels. What do you think about this novel? Is it fun to read? Please comment in the comments column below.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset