Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? Capítulo 7

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? Capítulo 7

Capítulo 7

Serena sintió un espasmo en su corazón y reenvió el tercer y último mensaje de Alexander tal cual lo había recibido.

Casi instantáneamente, el teléfono de Celina reventó con una llamada furiosa, “¡Oye, zorra, te advierto que te alejes de mi cuñado! ¡Estoy embarazada del primogénito de la familia Falcón, y tú ya no tienes ninguna posibilidad!”

*¿Así que sabes que es el cuñado? Cállate, deja de ladrar como un perro, no me hagas cambiar de opinión sobre seducir a Alexander, o terminarás sufriendo un aborto sola.”

¿El primogénito de la familia Falcón? Recordar que él personalmente le había dicho que Celina estaba embarazada dolia más que su propio plan secuestrario.

“¡Serena!”

Serena colgó friamente el teléfono.

En ese momento, el auto llegó a la villa, y no sabía cuantos minutos llevaba ahí detenido.

El interior del vehiculo estaba cargado de una tensión fría y baja..

Serena se desabrochaba el cinturón de seguridad cuando se dio cuenta de que algo iba mal. Se giró rápidamente hacia el hombre, cuyos oscuros ojos lucian como un pozo helado. Al ver que sus manos temblorosas luchaban con el cinturón,

él se inclinó para ayudarla y la advirtió con frialdad, “Será mejor que no menciones a otro hombre delante de mi!”

Ella se quedó sin palabras.

¿Qué clase de posesividad era esa?

Tenían un matrimonio de conveniencia, y él aún imponía sus reglas, Serena, con una apariencia sumisa, bajó la cabeza y dijo, “Entendido.”

Pero él le levantó la barbilla con su mano grande.

Ella levantó la cabeza con demasiada brusquedad, y él también se inclino, cogiéndola desprevenida y capturando sus labios con un beso…

Los labios del hombre eran fríos y suaves, con un leve aroma a tabaco, sensual y suave.

¡El cerebro de Serena se quedó en blanco! Le tomó un momento darse cuenta de que él quería profundizar el beso…

Ella se sonrojó violentamente y lo empujó, preguntando: “¿Señor? ¿Qué estás haciendo?”

Estaba enfadada, cubriendo su pequeña boca donde el la habia mordido, su rostro se puso pálido de nerviosismo.

La cara de la joven se puso completamente roja, su reacción era como la de un gatito erizado, torpemente exagerada.

El hombre reaccionó ligeramente, con sus oscuros ojos en su rostro entrecerrados, y lamió sus labios preguntando, “¿Es tu primer beso?”

Serena no respondió.

1/4

Ella, la primera dama de la sociedad, conservadora, incluso después de ocho años d

Alexander, tenía la intención de guardar su primer beso para la noche de bodas.

admirar a

¡Quizás esa fue una de las razones por las que Alexander no pudo esperar para lanzarse a la cama con Celina!

“¿Eh?” El hombre estaba muy cerca de ella y su voz se hizo aún más baja.

Serena se sintió como un camarón cocido, queriendo escabullirse de sus fuertes brazos, pero él la bloqueo, sosteniéndola casi en su regazo, y dijo con una voz seria y baja, “Lo siento. ¿Quieres… devolvérmelo?”

Serena lo miró a sus profundos ojos sombrios, y era dificil saber si había un destello juguetón en ellos.

Pero parecía que su anterior mal humor había desaparecido. ¿Estaba feliz?

“¡Por favor, comportate!” dijo ella indignada y salió del coche, corriendo molesta hacia la villa.

Durante la cena, Serena no encontró a su esposo por ninguna parte.

La suegra frunció el ceño hacia el piso superior, “Apenas llegó y se fue a trabajar, ni siquiera se toma el tiempo para estar con su esposa recién casada, un hombre tan aburrido y rigido. Serenita, comamos, ¡para nutrir al pequeño tesoro!”

Parecia que madre e hijo también tenian sus diferencias.

“No conoces bien este lugar, ¿verdad? ¿Qué tal si después de la cena pides a una criada que te dé un recorrido?”

Serena parpadeo y sonrió, “Claro, mama.”

Después de la cena, Serena paseó por el jardin trasero y se dio cuenta de cuán grande era realmente la propiedad, con varias casas independientes, una piscina y canchas de deportes; jera una mansión discreta!

Pensativa, miró a Doña Marta y decidió preguntar, ‘Doña Marta, en realidad, cuando me casé con el señor, ni siquiera sabia su apellido. ¿Podría decirme su nombre completo?”

“Señorita Serena, solo sé que su apellido es N. He estado aquí como criada durante medio año y no me atrevería a formular preguntas indebidas, respondió honestamente Doña Marta.

¿Otro N? Parecía que las criadas tampoco sabian mucho sobre él.

Serena frunció el ceño y regresó. Si el quería ocultar su identidad, seguramente no conseguiría nada preguntando. ¡Tendria que investigar por su cuenta!

En ese momento, la suegra se acercó con una taza de café, sonriendo amablemente, “¿Ya terminaste tu paseo, Serenita? Aqui tienes, lleva esta taza de café a tu esposo que ha estado trabajando duro, ¿vale?”

La mirada de la anciana parecia decir ‘te estoy ayudando’.

Ella no sabia que este era un matrimonio de pura fachada, y que engatusarla formaba parte esencial del acuerdo.

Serena, con una docilidad que parecia casi natural, tomó el café y la siguió escaleras arriba hasta tocar la puerta del estudio.

Después de un momento, la voz grave del hombre resonó desde adentro, “¿Qué pasa?”

Capitulo /

suegra, con un impetu inmediato, la empujó hacia adentro y, asomando la cabeza con una sonrisa servil, dijo, “Tu esposa vino a darte un masaje en los hombros!”

Al terminar, cerró la puerta con llave.

Serena miró con incomodidad al hombre erguido detrás del escritorio, que ni siquiera levantó la mirada, exudando frialdad.

La videoconferencia estaba activa; él estaba en una reunión.

Serena no se atrevió a hablar y dejó el café en silencio.

En ese momento, la reunión pareció haber terminado y se escuchó una voz masculina bromeando, “Vali, cambiando de tema, ¿cómo es que apenas regresas y ya embarazaste a la chica?”

“Es que no has visto cuánto tiempo llevaba Vali sin comer! Eso es natural… ¡jaja!”

Serena, que había estado distraída, de repente se dio cuenta de que esos dos hombres en la videoconferencia estaban hablando de ella… ¡y el tema era indiscreto!

Se sonrojó repentinamente.

Le lanzó una rápida mirada al hombre, quien seguía trabajando con seriedad, como si no escuchara nada.

Pero las conversaciones se volvian cada vez más inapropiadas, “Una vez fui al baño con Vali, y vi su…

Justo entonces, el hombre levantó la mirada hacia la videoconferencia. Lucia una expresión fria, pero sus ojos destellaban picardia, obviamente estaba escuchando.

De repente, giró su mirada hacia Serena, quien estaba roja como un tomate, y preguntó seriamente, “¿Por qué sigues aquí espiando? ¡Comportate!”

¡Acababa de usar sus propias palabras contra ella!

Serena no se perdió el destello burlon en sus ojos, jese hombre le guardaba rencor!

Ella respondió apresuradamente, ruborizándose, “Mis oídos están aqui, no puedo evitar escuchar la conversación.”

“¿Entonces entendiste lo que dijeron?” El hombre esbozó una sonrisa y la miró fijamente con SUS Ojos negros como la noche.

Serena, incómoda, quería salir corriendo, pero él la observaba, mordiéndose el labio inferior y con una mirada que recorria su cintura suave y flexible. Recordó las burlas de sus amigos y pensó en aquella noche. Sus ojos oscuros se llenaron de una sombra profunda y, tras una pausa, la llamó con voz grave, “Señorita Serena. Hay algo que quiero discutir contigo

“Quiero añadir una regla más al matrimonio: después de tres meses, tendrás que cumplir con tus obligaciones como esposa, ¿entendido?”

¿Qué tres meses? Serena se giró y vio esa mirada en sus ojos; de repente entendió a qué se refería con “‘obligaciones como esposa”.

Su rostro se enrojeció al instante. ¿Cómo podía él hacer tal demanda?

Ella no pudo evitar protestar, “Señor, esto es solo un acuerdo. Además, quiero discutir algo contigo. Escuché a los sirvientes decir que su madre vive en una casa separada aquí en la finca, ¿puedo no volver a casa excepto cuando ella venga y tengamos que fingir que nos llevamos bien?”

“¿Qué es lo que piensas?”

3/4

Serena no pudo resistirse a su intimidante presencia.

“Hay cosas que pueden ser reales, dijo el con un tono profundo y ambiguo sobre sus deseos, pero su rostro permanecia frio y firme, “parece que no tienes derecho a elegir.”

Serena mordió su lablo inferior discretamente, sabiendo que ahora estaba en sus manos y no se atrevía a seguir oponiéndose, pero pensó que aún faltaban tres meses y tal vez para entonces ya habría. logrado su venganza y podría dejar todo atrás.

Hum.

Regresando a su habitación con un humor sombrio, Serena se dio cuenta de que Rocío había llamado varias veces.

Devolvió la llamada y del otro lado se escuchó a la persona con un tono de preocupación, “Finalmente contestas, Serenita.”

“He vuelto, he salido indemne de la casa de la familia Zaldivar.”

Rocio soltó una risa fría, “¿Qué trataban de hacerte esta vez?”

“Trucos infantiles y sin clase,” Serena narró lo sucedido. Habia sospechado del caldo desde el principio y había tomado una pildora de su propio botiquin que contrarrestaba el veneno y era inofensiva para las embarazadas.

Rocio la aplaudió, “Menos mal que tu madre te dejó todas esas recetas!”

Serena había aprendido medicina de su madre y nunca habia entendido por qué tenia que enseñarle en secreto. Ahora, con dolor en su corazón, pensaba que tal vez su madre siempre había tenido un presentimiento.

“No es para tanto.””

*¿Cómo que no? Pudiste curar mi estômago con acupuntura y recuerdo que una vez dijiste que habias salvado a un hombre…”

Serena sonrió; en efecto, habia salvado a un hombre una vez. Ese año estaba compitiendo por un cliente con la empresa rival y en un viaje de negocios a otra provincia, se encontró con un hombre con sonambulismo. Actuando con bondad, le aplicó acupuntura, siendo esa la primera vez que trataba a un

extrano…

Rocío la trajo de vuelta a la realidad, “Ah, pero lo que realmente queria saber es sobre tu misterioso

esposo.”

Serena, recordando la petición descarada del hombre hace un momento, se sintió un poco molesta, “Esta noche no descubri ninguna información relevante, solo que su apellido es N.”

“¿Y qué tal está?”

Serena estaba a punto de decir que ni siquiera sabía su edad, cuando de repente se dio cuenta de lo que estaba pasando. Aprieta los dientes y con una mezcla de enojo y sorpresa, exclama, “¡Rocio!”

16:48

La risa burlona resonaba en la habitación.

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? novela completa

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? novela completa

Status: Ongoing Type: Author: Artist:

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? novela completa

Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? novela completa – Serena, la dama más destacada de Valverde, tuvo un encuentro íntimo con un misterioso hombre enmascarado de plata mientras escapaba de sus secuestradores. Descubrió que fueron su prometido y su hermanastra quienes habían tramado su secuestro. Resultó que su hermanastra ya había concebido un hijo con él y, para proteger a su propio hijo, la dejaron a la muerte, pero eso no fue lo peor. Su padre y su madrastra, impacientes por deshacerse de ella, incluso falsificaron su testamento de manera impecable para despojarla legalmente de todo lo que tenía.

Bajo la Máscara… Amor o Juego novela completa.jpg

Todo lo que Serena tenía era un pozo de resentimiento. ¡Tenía que sobrevivir, tenía que vengarse! Todo cambió cuando el hombre con la máscara plateada descubrió su inesperado embarazo. La encontró nuevamente y así comenzó una peculiar unión matrimonial. Para ella, este matrimonio era solo una solución temporal; él quería al hijo que llevaba en su vientre, y ella necesitaba un refugio seguro. “Necesito tu protección, señor”, le suplicó…. Conclusion Well, that’s the review and how to read the novel Bajo la Máscara… ¿Amor o Juego? Full Episode. This novel is a novel that is suitable to read for those of you who like Romance genre novels. What do you think about this novel? Is it fun to read? Please comment in the comments column below.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset