UN AÑO PARA DIVORCIARME MI Marido Capítulo 31

UN AÑO PARA DIVORCIARME MI Marido Capítulo 31

Capítulo 31 

Lisandro frunció el ceño, volviendo a la carga; otra vez estaba tramando algo en su mente

Mientras frotaba su cabello con la toalla, dijo fríamente: Primero te protejo y ahora también tengo que esforzarme en tener un hijo contigo, sueñas demasiado.” 

Nadia continuó con su coqueteria: solo acuéstate en la cama, yo misma me encargaré.” 

Por dentro. Lisandro se enfureció, y levantó la toalla para arrojarla, mientras exclamaba: Nadia, que eres una sinvergüenza!” 

Ambos se enzarzaron en una disputa verbal, y como siempre, Lisandro nunca lograba ganar

Nadia atrapó la toalla y Lisandro, manteniendo su rostro serio, dijo: ¿Crees que puedes ir sola a la casa de la familia Rivera y que ellos no se atreverían realmente a hacerte algo?” 

Nadia sonrió con serenidad: No hago nada de lo que no estoy segura de ello.” 

Lisandro la miró sin decir una palabra, sus ojos parecían preguntar si ella estaba tan segura de que él tendría un hijo con ella si llegaran a casarse

Sin obtener ninguna respuesta de Lisandro, Nadia continuó bromeando: Hoy me defendiste demasiado, ¿acaso también tienes ganas de tener hijos?” 

La cara de Lisandro se ensombreció: ¿Crees que permitiría que un miembro de la familia Rivera me humillara?” 

Claramente, él priorizaba su orgullo ante todo. Nadia entendía su punto, simplemente estaba aprovechando la oportunidad para burlarse de él

Justo cuando Nadia iba a decir algo más, su teléfono en la mesa comenzó a sonar

Al ver que era un cliente, levantó el teléfono y al mirar a Lisandro, dijo: ¿Así que no quieres tenerlo? Si piensas tener hijos, entonces me concentro en mi trabajo.” 

Luego atendió la llamada, saludando con entusiasmo: ¡Sra. Sofía!” 

¡Sra. Lández!La mujer de mediana edad al otro lado de la línea empezó a llorar tan pronto como abrió la 

boca

Nadia rápidamente la consoló: Sra. Sofía, no llore, cuénteme con calma qué sucede.” Dicho esto, se sentó en la cama y se acomodó entre las sábanas

Lisandro la observó pasar rápidamente al modo de trabajo, su expresión reflejaba una profunda molestia

Antes pensaba que Nadia lo valoraba más que nada, o al menos que tener un hijo era su prioridad, pero ahora parecía que no era así

Cuando tenga claro lo que quiere, me avisa.” 

De acuerdo, decide qué día le conviene y nos reunimos para discutir los detalles del procedimiento.” 

A su lado, Lisandro la miró de reojo, sintiendo que Nadia solo estaba jugando con él, sin ninguna intención seria

Más de una hora después, Nadia colgó el teléfono y se sintió exhausta. Bostezó, se estiró y se deslizó bajo las sábanas diciendo: Me voy a dormir, jeh!” 

Nadia se metió en la cama y Lisandro, extendiendo la pierna, le dio una patada

Había esperado más de una hora, pensando que después de la llamada ella seguiría molestándolo, pero en 

Capitulo 31 

lugar de eso, ella simplemente se fue a dormir

Lisandro sintió una ira inexplicable

La sensación era como haber descargado clentos de gigas de peliculas, solo para descubrir que todas eran episodios de La Oveja Shauny El Lobo‘, 

En la mansión de la familia Zelaya, Lilla y Emilia se enteraron de que Nadia había ido a la mansión de la familia Rivera y habia golpeado a Aurora, La madre y la hija se habían escondido en casa durante más de diez días, hasta que sintieron que Nadia y Gabriela se habían calmado y el asunto había quedado atrás, entonces se atrevieron a salir

Sin embargo, apenas salieron de la puerta del hospital, fueron atacadas y llevadas de vuelta al hospital con bolsas en la cabeza

Dos días después del ataque a Lilia y Emilia, mientras todo el país disfrutaba de unas vacaciones largas, Nadia fue citada por la cliente Sofia en una cafetería para hablar de un proyecto

Pasado el mediodía, las dos mujeres salieron del café

La mujer de mediana edad, con una cara de disculpa, dijo: Sra. Lández, realmente lamento haberla citado para hablar de trabajo hoy en el Dia de la Unión, pero es que normalmente estoy muy ocupada y solo tengo tiempo libre durante las vacaciones.“ 

Nadia sonrió: Lo entiendo, Sra. Sofía, Si tiene alguna amiga que se esté divorciando, preséntemelas.” 

La mujer de mediana edad asintió con la cabeza: Por supuesto, por supuesto, Sra. Lández, usted es bastante seria y responsable. En el futuro, si tengo algún caso, lo primero que haré será contactarla.‘ 

Nadia respondió con gratitud: Entonces, gracias de antemano, Sra. Sofia.” 

Después de agradecerle, sacó las llaves del auto de su bolsillo justo a tiempo para ver a Lisandro salir de una tienda de relojes al otro lado de la calle. El hermano de Estrella, lleno de alegría, tiraba de su brazo hablándole, mientras Estrella sonreía dulcemente a su lado

Lisi, eres realmente inteligente, ni mi hermana pudo resolver ese problema de matemáticas esta mañana.” 

Lisi, ¿vamos a comer a KFC al mediodía?” 

Lisi” 

A pesar de la distancia que los separaba por la amplia calle, Nadia podia adivinar de qué estaban hablando al ver las expresiones en sus rostros

Durante los días festivos, Lisandro parecía disfrutar mucho

La mujer de mediana edad notó que Nadia había dejado de caminar para observar al otro lado y, siguiendo su mirada, preguntó: Sra. Lández, ¿conoce a esa familia de tres?” 

Joel charlaba alegremente con Lisandro, mientras Estrella lucía una felicidad radiante a su lado; cualquiera pensaría que eran una familia

Al oír la pregunta de la mujer, Nadia sonrió irónicamente por dentro y con una cara impasible respondió: Son unos conocidos.” 

Ella y Lisandro, eso era todo lo que podían ser ahora

Nadia retiró su mirada y la mujer, observando un poco más, comentó: El hombre tiene presencia y estilo, ella no está a su altura.” 

Nadia sonrió y dijo: Cada quien tiene sus gustos.” 

Viendo que Nadia abrió la puerta del coche, la mujer se apresuró a añadir: Le he retenido durante toda la 

15.47 

Capitulo 31 

mañana, Sra. Lández, ¡vuelva a casa a disfrutar de las fiestas! Aviseme cuando tenga tiempo y le invitaré a comer para compensarle.” 

Nadia contestó: De acuerdo, luego lo coordinamos.” 

Después de despedirse de la mujer, Nadia echó un vistazo indiferente hacia donde estaba Lisandro mientras arrancaba su deportivo; él estaba ayudando a Estrella y a Joel a subir al coche

Durante sus dos años de matrimonio, él nunca le había abierto la puerta del coche

Nadia sonrió con ironía y sin llamar a Lisandro para verificar, aceleró de vuelta a la casa de los Gómez

Al entrar, Juliana vio que Nadia había regresado sola y de inmediato se desilusionó: ¿Todavía no ha vuelto Lisandro? ¿No han planeado hacer algo en estos ocho días de vacaciones?” 

Nadia se quitó los zapatos como si nada: Él está ocupado.” 

¡Aunque esté ocupado, uno también debe tener vida más allá del trabajo!” replicó Juliana y luego murmuró: La última vez Lisandro te defendió bastante, ¿acaso no han avanzado en su relación?” 

Recordando el incidente al que se refería Juliana y lo que había visto de Lisandro hace poco, Nadia dijo con ironía: Aunque sea un perro, hay que respetar al dueño. Por muy mal que esté, soy su esposa y él no va a tirar contra su propio campo.” 

Sin ganas de seguir hablando de Lisandro, Nadia cambió de tema: Mamá, ¿qué has cocinado hoy? ¿Y papá? ¿Cómo va su proyecto? ¿Quiere que le eche un vistazo?” 

Antes de graduarse, Nadia solía pasar sus vacaciones con ellos y hacer sus prácticas en la empresa familiar, así que estaba familiarizada con los asuntos de la compañía

Juliana respondió: Hice todo lo que te gusta, y sobre el trabajo, ve y habla con tu padre en el estudio.” 

Nadia asintió con un de acuerdoy subió las escaleras

No mucho después, padre e hija bajaron del estudio para comer juntos

Después de la comida, Nadia volvió a su habitación para descansar

Pasadas las tres de la tarde, se despertó de su siesta y vio a Lisandro sentado en el sofá de al lado, vestido con un traje oscuro. ¿Ya despertaste?” 

UN AÑO PARA DIVORCIARME MI Marido

UN AÑO PARA DIVORCIARME MI Marido

Score 9.9
Status: Ongoing Type: Author: Artist: Released: 3/4/2024 Native Language: Spanish
UN AÑO PARA DIVORCIARME MI Marido" Casada desde hace dos años, Nadia Lández se había acostumbrado a las interminables filas de mujeres que esperaban que ella renunciara, a las constantes insinuaciones de su suegra que intentaba desenmascararle una infidelidad. Todo era parte de su vida diaria. Su único objetivo era concebir un hijo, independientemente de su futuro con Lisandro Lández.

UN AÑO PARA DIVORCIARME MI Marido

  Pero Lisandro le respondió fríamente: "Nadia, no estás calificada para tener un hijo mío". Frustrada, decidió terminar con su matrimonio de apariencias, preparó los papeles de divorcio, pero recibió una respuesta inesperada: "Vuelvo a casa esta noche". Bajo el manto de la noche, Lisandro se acercó y susurró en su oído con aliento cálido, "¿Quieres tener un hijo conmigo? Haré realidad tu deseo". Y, dicho esto, volvió a besar los labios de Nadia.  

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset